domingo, 24 de marzo de 2013

Complicaciones orbitarias de las sinusitis: nueva clasificación basada en la evidencia

En el número de diciembre del Laryngoscope han publicado una estadificación basada en la evidencia para las complicaciones orbitarias de las sinusitis. La idea es muy buena. A parte de ser una clasificación académica, nos ayuda a recordar el tratamiento, basado en la evidencia, adecuado para cada estadio.

Clásicamente, Chandler ha clasificado las complicaciones orbitarias de las sinusitis en cinco grupos, siguiendo un orden progresivo en su evolución y empeoramiento del pronóstico:
  • Celulitis preseptal: forma más frecuente. Hay enrojecimiento y edema del párpado, sin afectación del contenido orbitario.
  • Celulitis orbitaria: el contenido orbitario está inflamado, pero sin formación de abscesos. Hay edema, proptosis, quemosis y cierto grado de limitación de la movilidad ocular.
  • Absceso subperióstico: acúmulo de pus entre el hueso y la periórbita. La colección desplaza el contenido orbitario sin infiltarlo y hay limitación de la movilidad ocular.
  • Absceso orbitariario: el absceso en la órbita produce proptosis, oftalmoplejía completa y disminución de la agudeza visual.
  • Trombosis del seno cavernoso: hay una proptosis, quemosis, oftalmoplejía, midriasis, amaurosis, afectación contralateral y toxicidad general.

Después de hacer una revisión bibliográfica, y de categorizarla según las escalas de evidencia, los autores proponen la siguiente clasificación:










  • El estadio I requiere tratamiento con antibióticos orales y/o intravenosos.
  • El estadio IIa requiere antibióticos intravenosos. Se observaría estrechamente la evolución en busca  de una posible disminución de la agudeza visual, o de un empeoramiento del cuadro clínico.
  • En el estadio IIb recomiendan tratamiento quirúrgico, siendo de elección el abordaje endoscópico. 
  • En el estadio IIc el tratamiento quirúrgico sería abierto o combinado.
  • El estadio III requiere drenaje quirúrgico, preferiblemente un abordaje externo.


BIBLIOGRAFÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada