viernes, 10 de enero de 2014

En el oído, "el algodón SÍ engaña"

No es infrecuente encontrarte un algodón en el oído de algún paciente. Pueden venir con el diagnóstico de cuerpo extraño, o pueden acudir por pérdida de audición y molestias, y que nadie les haya visto el oído (no quiero ser borde, pero también pasa). En este estudio de diciembre sobre cuerpos extraños en el oído, cerca del 25% eran bolitas de algodón en relación con los bastoncillos de oídos.

Sin embargo, también pueden remitir al paciente a la consulta con el diagnóstico de una otitis externa por hongos y ser un cuerpo extraño, o venir por un cuerpo extraño y ser una otitis por hongos. El exudado que encontramos en las otomicosis clásicamente se describe en los libros como "formaciones o masas algodonosas" o secreción que parece "papel mascado". Si no, fijaos en las dos fotos de abajo. Muy parecido, ¿no? Los dos pacientes vinieron el mismo día, y el diagnóstico del segundo era un supuesto cuerpo extraño.

Algodón en el oído
Algodón en el oído

Otitis externa micótica
Otitis externa micótica

Son muchas las situaciones por las que el paciente se suele poner algodones en el oído, y algunas no las termino de entender muy bien. Porque tienen infección y así no manchan la almohada, porque les alivia el ruido en el oído, porque les molesta el viento, para ducharse, porque les alivia el dolor...

El oído que sufre una infección debería de "respirar"; si se escucha mejor el ruido ambiente, el ruido en el oído se hace más imperceptible; las fundas de las almohadas se pueden cambiar; hay gorros y orejeras para el viento. En este artículo explican como fabricar tapones para bañarse con algodón y vaselina al baño María. En fin, múltiples soluciones antes que ponerse un algodón en el oído, luego pasa lo que pasa.

Para la extracción de cuerpo extraños en el oído no se recomienda el empleo de pinzas, salvo que se trate de un algodón. Los algodones son fácilmente visibles por el médico con el simple gesto de tirar del pabellón hacia atrás y hacia arriba. En ese momento se puede intentar extraer el fragmento  de algodón con unas pinzas. El resto de cuerpos extraños pueden tener formas redondeadas que se escapen a las pinzas o superficies duras difíciles de agarrar.

Os dejo la resolución del caso de la primera foto.


BIBLIOGRAFÍA
  • Malard O, Bordure P, Toquet J et Legent F. Otomycose. Encycl Méd Chir (Editions Scientifiques et Médicales Elsevier SAS, Paris, tous droits réservés), Oto-rhino-laryngologie, 20-080-A-10, 1999, 8 p
  • Al-Juboori AN. Aural foreign bodies: descriptive study of 224 patients in Al-fallujah general hospital, iraq. Int J Otolaryngol. 2013;2013:401289.
  • Gil-Carcedo LM, Vallejo LA. El Oído externo. Majadahonda, Madrid: Ediciones Ergon; 2001. 
  • L.A. Vallejo L. G-C. Otologia / Otology. Editorial Medica Panamericana Sa de; 2011. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada