lunes, 7 de abril de 2014

Pau Gasol tiene vértigo

Estos días parece que la cosa va de vértigo. Por una parte, he leído una entrada genial sobre vértigo y mareo en el blog de Javier Blanquer, y por otra, mi marido me preguntó que qué le pasaba a Pau Gasol
"No sé, déjame que mire"- le dije.

Dicen los libros, que con una anamnesis correcta, se puede llegar a orientar el diagnóstico en buena parte de los pacientes.

¿Y que nos dice Pau?


Estos son los datos de los que dispongo, ¿qué le digo yo a "maridín"? 

Pau Gasol puede o podría padecer una neuritis vestibular (o neuronitis, o neuropatía vestibular). En esta enfermedad hay una afectación del nervio vestibular, que es rama del VIII par craneal. Este nervio, el VIII par craneal, recoge la información auditiva y vestibular (del equilibrio). Otra de las zonas dañadas podría ser el ganglio vestibular o ganglio de Scarpa.

Se piensa que la causa es vírica, pues en ocasiones su debut coincide con distintos tipos de infección, sobre todo con los catarros de vías aerodigestivas superiores. También se relaciona con el virus del herpes. Los médicos de Pau sugieren sugieren que pudo ser un virus que le afectó el oído interno. La afectación vascular del nervio vestibular es otra de las teorías para explicar esta enfermedad.

Ahora bien, en la neuritis vestibular hay dos periodos clínicos más o menos definidos:
  • Periodo de vértigo, de 1 a 2 semanas, o incluso más. En las que se produce un episodio de vértigo intenso de unos días de duración y puede sucederse de pequeñas crisis cada vez menos intensas. 
  • Periodo de recuperación, con algo de inestabilidad, y puede haber un leve vértigo al mover bruscamente la cabeza. La duración es de 3 a 6 semanas, en pacientes mayores incluso más. 

Mi reflexión es la siguiente: ¿Se incorporó Gasol demasiado pronto a la actividad?

El tratamiento en la fase aguda son sedantes vestibulares, reposo e hidratación si hay vómitos repetidos. A Pau le pasaron 3 litros de suero, un cuerpo realmente grande. Es aconsejable retirar los sedantes vestibulares lo antes posible, para evitar efectos secundarios y para favorecer una compensación central (que el cerebro procese la información recibida y se adapte a la nueva situación). También es necesario que el paciente comience a realizar ejercicios de rehabilitación vestibular precozmente. Javier nos los ha explicado muy bien en su entrada.

Tras una neuritis vestibular puede aparecer un vértigo posicional paroxístico benigno, que aunque en muchos pacientes se resuelve solo, tiene su maniobra diagnóstica y su tratamiento específicos.

Aunque el tema vértigo no es sencillo para nada...

Clasificación topográfica (por localización) de los vértigos
Clasificación topográfica (por localización) de los vértigos

BIBLIOGRAFÍA
  • V. Pérez Guillen, H. Pérez Garrigues. Tratamiento del síndrome vertiginoso agudo. JANO. 2006 oct;20-26:83–5. 
  • Bartual Pastor J, Pérez Fernández N, Barona de Guzmán R. El sistema vestibular y sus alteraciones. T. 2. Barcelona: Masson; 1999. 
  • Gil-Carcedo LM, Vallejo LA, Gil-Carcedo E. Otologia. Editorial Medica Panamericana; 2011. 
  • Tapia Toca MC. Otoneurología. [Barcelona]: Ars Medica; 2004. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada