viernes, 26 de octubre de 2012

"Doctora, en el prospecto pone..."

El otro día, el dermatólogo le recetó a mi tía una fórmula magistral de una crema para que se la aplicase en la cara todas las noches. Cuando el farmacéutico le preparó la fórmula, emitió un informe recomendando que nada más se la aplicase durante un máximo de dos meses (dado que tenía efecto exfoliante) e informando de los efectos adversos. Mi tía, dudosa, acudió de nuevo al dermatólogo para ver si había algún error de prescripción, el cual (algo molesto), le dijo que era para ponérsela todos los días.

Me vino a la cabeza la prescripción de gotas tópicas para el oído. Seguro que algún paciente vuestro ha regresado a la consulta sin aplicarse el tratamiento, porque ha leído en el prospecto que no se pueden aplicar gotas en oídos perforados, o ha sido el farmacéutico el que lo ha dicho. Aunque algunas gotas tópicas contienen principios activos con potencial ototóxico, éste es es difícil de cuantificar. La "evidencia" que existe es de calidad pobre, basada en los datos de algunos casos clínicos y series pequeñas. Hay una leve "evidencia" que relaciona el vertigo y la hipoacusia con el uso de tandas cortas de gotas con aminoglucósidos, en presencia de un tubo de drenaje transtimpánico. Según la literatura, las gotas con quinolonas han demostrado seguridad  y efectividad para el tratamiento tópico  en presencia de perforación timpánica. Sin embargo, algunos ingredientes de las gotas tópicas (no exclusivos de gotas con quinolonas), como el cloruro de benzalconio, pueden causar cambios en la mucosa de oído medio y provocar una hipocusia de transmisión.

Ésta es una captura del prospecto de unas gotas tópicas con quinolonas:


Respecto al tratamiento de la otitis media crónica supurativa, en la revisión de la Cochrane del año 2000 se concluyó que el tratamiento más efectivo eran las gotas tópicas con antibiótico:
  • Los antibióticos o antisépticos tópicos son mejores que los antibióticos sistémicos.
  • Los antibióticos o antisépticos tópicos, junto con una limpieza del conducto es el tratamiento más efectivo.
  • Los antibióticos tópicos asociados a antibióticos sistémicos no eran más efectivos que los antibióticos tópicos solos.

El respuesta al gran numero de demandas contra los profesionales alegando ototoxicidad yatrogénica,  la American Academy of Otolaryngology publicó en el 2004 un documento de consenso con varias recomendaciones:
  • Recomendación 1. Las gotas con antibiótico libre de potencial ototóxico son preferibles a aquellas con potencial ototóxico en pacientes con el perforación timpánica o mastoidectomía.
  • Recomendacion 2. Cuando es preciso utilizar gotas con potencial ototóxico debe de hacerse exclusivamente en oído infectados y suspender inmediatamente tras resolverse la infección.
  • Recomendación 3. Cuando es preciso utilizar gotas con potencial ototóxico debe de informarse al paciente de los riesgos de ototoxicidad. 
  • Recomendación 4. Si la membrana timpánica está íntegra, las gotas con potencial ototóxico pueden se usadas con seguridad. 

Por último, en algunos consensos se sugiere realizar una audiometría al paciente al que se le van a aplicar gotas con potencial ototóxico, en presencia de perforación timpánica.

¡Buen fin de semana!


BIBLIOGRAFÍA
  • Roland PS, Stewart MG, Hannley M, Friedman R, Manolidis S, Matz G, et al. Consensus panel on role of potentially ototoxic antibiotics for topical middle ear use: Introduction, methodology, and recommendations. Otolaryngol Head Neck Surg. 2004 mar;130(3 Suppl):S51–56.
  • Phillips JS, Yung MW, Burton MJ, Swan IRC. Evidence review and ENT-UK consensus report for the use of aminoglycoside-containing ear drops in the presence of an open middle ear. Clin Otolaryngol. 2007 oct;32(5):330–6.
  • Acuin J, Smith A, Mackenzie I. Interventions for chronic suppurative otitis media. Cochrane Database Syst Rev. 2000;(2):CD000473.
  • Haynes DS, Rutka J, Hawke M, Roland PS. Ototoxicity of ototopical drops--an update. Otolaryngol. Clin. North Am. 2007 jun;40(3):669–683.
  • Ho EC, Alaani A, Irving R. Topical antibiotic ototoxicity: does it influence our practice? J Laryngol Otol. 2007 abr;121(4):333–7. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada