lunes, 28 de julio de 2014

Cuerpo extraño en el oído: "Beados" (VÍDEO)

Una de las cosas de no tener críos es que no conoces los juguetes que están de moda. Cuando unos papás vinieron con un niño que se había metido en el oído una pieza del juego "Beados", a parte de la cara de poker que debí de poner, pensé que se trataría de una bolita o algo así.

En el juego "Beados" se utilizan unas "perlas mágicas" de colores, que se unen con agua y se dejan secar para hacer composiciones o figuras.


Hasta aquí todo perfecto, ¿pero qué pasa si se remojan demasiado? Pues que las perlas mágicas...¡se convierten en gelatina!, y eso fue lo que pude ver en el oído. Por suerte, con el aspirador tuvo fácil extracción.


Como veis, la naturaleza de los cuerpos extraños en el oído es muy diversa: tapones para el baño, algodones de bastoncillos, piezas de juguetes, insectos. Una vez diagnosticado, el tratamiento es la extracción. En los niños puede ser necesario la extracción bajo sedación o incluso anestesia general.

Los cuerpos extraños en el oído no suelen ocasionar clínica, excepto cuando son muy voluminosos y ocupan el conducto auditivo, ocasionando perdida de audición, sensación de taponamiento, prurito (picor) u otorrea (secreción ótica). 

En el adulto, en la mayoría de los casos, el diagnóstico de sospecha es por las indicaciones el propio enfermo, comentando la entrada del cuerpo extraño, e incluso aportando la descripción del mismo. En los niños, salvo que los padre refieran el antecedente de haber visto al niño introduciéndose “algo” en el oído, el descubrimiento suele ser casual, cuando acuden a la consulta por los síntomas otológicos descritos anteriormente.

En general, se derivará al otorrinolaringólogo a todo paciente al que no se le haya podido extraer el cuerpo extraño desde Atención Primaria o Urgencias; o si durante su extracción se han producido lesiones en el conducto auditivo o el tímpano. También es motivo de derivación cuando está contraindicado el lavado ótico, tanto por las características del cuerpo extraño como por la condición clínica del paciente.

Os dejo con la genial entrada del blog Medicina Joven sobre "El buen uso de los orificios faciales", escrita por Almudena Trinidad (@atrinid), autora del blog "Aprende otorrino".

BIBLIOGRAFÍA
  • Ramírez Camacho R. Manual de otorrinolaringología. Madrid: MCGraw-Hill; 2007. 
  • Navarro Paule M del P, Pérez Aguilera R, Sprekelsen Gassó C. Manual de otorrinolaringología infantil. Barcelona: Elsevier; 2011. 
  • Serafín Sanchez Gómez. Otorrinolaringología para atención primaria. Guía práctica para el manejo de procesos otorrinolaringológicos. [Internet]. Disponible en: http://www.sorla.org/uploads/Otorrinolaringolog%C3%ADa%20en%20Atención%20Primaria.%202012.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada