viernes, 21 de septiembre de 2012

"Best practices" y PET-TAC

Durante mis años de formación como especialista en ORL, me ha tocado vivir el desarrollo y expansión del uso del PET-TAC en la evaluación de pacientes con carcinoma epidermoide de cabeza y cuello (CECC). Continuamente están saliendo publicaciones respecto a su inclusión en protocolos, costes, interpretación y usos. ¿Estamos haciendo un buen uso del PET-TAC? 

En el número de agosto de los Archives ha salido un artículo muy interesante titulado “A Head and Neck Surgeon’s Prespective on Best Practices for de Use of PET/CT Scans for the Diagnosis and Treatment of Head and Neck Cancers”. Un título sin duda largo, pero la asociación de palabras “best practicessiempre hace que fijes tu atención. El artículo es bastante denso de lectura, muchas cifras de sensibilidad, especificidad, valores predictivos...pero voy a intentar resumirlo.

¿Cuál es la utilidad de PET-TAC en la valoración preoperatoria de pacientes con CECC, incluyendo aquellos de primario desconocido?

Estadificación pretratamiento
El beneficio del PET-TAC en la evaluación de pacientes con CECC radica en dos aspectos: primero, en la identificación del tumor en presencia de una anatomía distorsionada, siendo en estos casos la exploración clínica complicada; y segundo, en la identificación de metástasis a distancia, al ser una prueba de cuerpo completo. Recomiendan la incorporación del PET-TAC en la valoración preoperatoria de pacientes con CECC en estadios III y IV, y en pacientes con CECC recurrente. Según estudios previos, el estadio TNM puede cambiar hasta en el 43% de los pacientes con tumores en estadios avanzados, si asociamos un PET-TAC a la valoración inicial.

Primario desconocido
La localización del tumor primario en pacientes con metástasis cervical de origen desconocido es el principal papel del PET-TAC. Identifica un 30% más de tumores que la exploración clínica y las pruebas de imagen convencionales de TAC y RMN (no se han incluido en los estudios, las panendoscopias y las biopsias/amigdalectomía). Identifica un adicional 15% y 11% de metástasis regionales y a distancia, respectivamente. Es preciso mencionar que los falsos positivos para las amígdalas y la base de lengua son aproximadamente del 40% y 20%. Sin embargo, un PET-TAC negativo no debería evitar que el cirujano realizase panendoscopias y biopsia/amigdalectomía. 

¿Cual es la utilidad del PET-TAC en la evaluación de pacientes con el cuello clínicamente negativo (cN0)?

En general, las decisiones respecto al tratamiento del cuello cN0 no se deben basar en los resultados del PET-TAC. El punto débil del PET-TAC es su baja sensibilidad para para lesiones pequeñas (50% para lesiones inferiores a 6 mm y 60% para lesiones de 6-10 mm).

¿Cuál es la utilidad del PET-TAC en el seguimiento postoperatorio en pacientes con CECC?

La integración del PET-TAC en el seguimiento postoperatorio de pacientes con CECC, ha disminuido el número de vaciamientos cervicales recomendados después de RT-QT para enfermedades avanzadas. En este aspecto, nos ha permitido ser mucho más conservadores en el tratamiento del cuello N2 o N3 tras QT-RT. El PET-TAC post-tratamiento tiene un bajo valor predictivo positivo, debido a la reacción inflamatoria y fibrosis de los tejidos. Sin embargo, el valor predictivo negativo es bastante alto. Se recomienda esperar unas 10 o 12 semanas tras finalizar el tratamiento para solicitar el PET-TAC, reduciendo así el número de falsos positivos. Queda un poco “en el aire” cuál sería protocolo de seguimiento de estos pacientes, es decir, si después de un PET-TAC negativo a los 6 meses o al año,  se deben de seguir solicitándo PET-TACs rutinarios.

Si necesitáis algún dato más del artículo no dudéis en contactar conmigo. Os dejo también el enlace de un artículo similar publicado en el mismo número, algo más orientado a radiólogos, también lo tengo.

Os dejo con Loreen y su "Euphoria".



BIBLIOGRAFÍA

  • Zollinger LV, Wiggins RH. A Head and Neck Radiologist’s Perspective on Best Practices for the Usage of PET/CT Scans for the Diagnosis and Treatment of Head and Neck Cancers. Arch. Otolaryngol. Head Neck Surg. 2012 ago 1;138(8):754–8. 
  • Funk GF. A Head and Neck Surgeon’s Perspective on Best Practices for the Use of PET/CT Scans for the Diagnosis and Treatment of Head and Neck Cancers. Arch. Otolaryngol. Head Neck Surg. 2012 ago 1;138(8):748–52. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada