martes, 21 de mayo de 2013

El cáncer medular de tiroides y la tiroidectomía profiláctica

Estos días atrás no hizo más que hablarse de la doble mastectomía profiláctica a la que se había sometido Angelina Jolie. La actriz es portadora de una mutación del gen BRCA1, y según sus médicos tendría un 87% de probabilidad de padecer cáncer mama y un 50% de probabilidad de sufrir un cáncer de ovario.

Se veía venir que su decisión iba a generar debate en los medios: la actriz también habría podido optar por realizar controles periódicos con el objetivo de detectar el cáncer en fases iniciales.
Lo que está claro es que la ciencia y la medicina predictiva avanzan, y con ello, nos vemos obligados a tomar decisiones cada vez más complejas. Por otra parte, dejando de fumar evitaríamos el 40% de los cánceres actuales, y parece que hacemos poco caso a esta recomendación tan sencilla, barata y también "predictiva" de mejor calidad de vida.


Fuente de la imagen: La Razón digital.

En Otorrinolaringología hay una situación en la que recomendamos la extirpación de la glándula tiroides (tiroidectomía) de una manera profiláctica: algunos casos de familiares de pacientes con cáncer medular de tiroides.

Los tumores malignos más frecuentes en el tiroides son los carcinomas diferenciados: el cáncer papilar y el folicular. Solo un 5-10% de los tumores de tiroides serán carcinomas medulares, y la supervivencia es significativamente menor que en los carcinomas diferenciados. Además, el único tratamiento efectivo para este tumor maligno es la cirugía, dado que no responde ni a la radioterapia ni a la quimioterapia.

El 75% de los cánceres medulares de tiroides son esporádicos, es decir, se diagnostican en una persona sin antecedentes familiares de cáncer medular. El otro 25% es de tipo familiar: se presentan asociados a los síndromes de neoplasia endocrina multiple (MEN) tipo IIa y IIb, y a formas de cáncer medular de tiroides familiar (FMTC).

Ante el diagnóstico de un cáncer medular de tiroides, se recomienda hacer un estudio familiar para detectar niveles de calcitonina elevada o mutaciones del protooncogen RET. En el 1-7% de los familiares de los casos esporádicos se puede detectar una mutación del protooncogen RET. Sin embargo, en los casos familiares, el familiar tiene el 50% de probabilidad de tener el gen mutado. Si la prueba es positiva, se traduce en que las personas tienen un 90% más de posibilidades de padecer un cáncer medular de tiroides a lo largo de su vida. Existe pues un consenso para ofrecer a estas personas la posibilidad de realizar una tiroidectomía profiláctica, y en niños se recomienda a partir de los cinco años.

Os subo la foto de una pieza quirúgica de tiroidectomía, con un gran nódulo en el lóbulo tiroideo derecho.

Enlaces para pacientes sobre carcinoma medular de tiroides:
MedLinePlus
Asociación Española de cáncer de tiroides

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada